Monthly Archives: April 2019

You are browsing the site archives by month.

Febrero 12, 2019

CALGARY, AB. Canadá: una importante empresa canadiense de energía ha contratado a ARMS Reliability para ayudar a una operación en alta mar a identificar las brechas de mantenimiento actuales, desarrollar estrategias de mantenimiento optimizadas para casi 48,000 activos y estandarizar estrategias en equipos similares.

“Los costos de mantenimiento de la compañía son más altos que el promedio para la región”, afirma Matt Hueste, gerente de cuentas de confiabilidad de ARMS. “Por lo tanto, buscan renovar sus procedimientos de mantenimiento y evaluar dónde deben enfocarse para seguir produciendo de manera eficiente, segura y confiable”.

El líder en energía eligió a ARMS Reliability en función de sus capacidades técnicas y experiencia comprobada al completar las construcciones de mantenimiento y la optimización de la estrategia de mantenimiento en proyectos nuevos y existentes en las industrias de petróleo y gas y de petroquímica.

“Las recomendaciones de la estrategia de mantenimiento se crearán siguiendo el proceso de Gestión de la Estrategia de Activos (ASM) utilizando la solución OnePM® de ARMS Reliability”, explica Hueste. “OnePM tiene la capacidad de definir criticidad, materiales y listas de materiales (BoM), y administra el desarrollo y despliegue de plantillas de estrategias de mantenimiento genéricas para clases y subclases de activos. El uso de OnePM para el desarrollo de tareas de mantenimiento ha demostrado ser 3 a 4 veces más eficiente que los enfoques tradicionales, a la vez que se mantiene la capacidad de garantizar que el contexto operativo se considere en la mitigación de los modos de falla “.

El equipo de ARMS Reliability entregará estrategias de mantenimiento optimizadas en base a riesgo y costo directamente cargadas en SAP completamente listas para su ejecución. Este proyecto ayudará a la compañía de energía a satisfacer sus necesidades de ejecutar operaciones seguras, confiables y ambientalmente responsables de la manera más rentable.

Hueste concluye: “Estamos orgullosos de asociarnos con otra empresa líder de energía y de ser parte de su viaje de gestión de activos.”

Ocean Grove, Victoria AUSTRALIA – 11 de marzo de 2019 – Jason Apps, CEO de ARMS Reliability, lanzó un nuevo libro para líderes de administración de activos y confiabilidad de equipos. El libro titulado “Gestión de estrategias de activos ASMx: una guía para la transformación de la confiabilidad en la era digital” presenta un nuevo paradigma en la administración de activos: un proceso para crear, implementar y administrar estrategias de confiabilidad de activos en un entorno en constante cambio en el que las estrategias óptimas se implementan en todos los activos todo el tiempo, lo que resulta en el equilibrio óptimo de rendimiento, costo y riesgo.

Los líderes de confiabilidad y mantenimiento de hoy se enfrentan a climas empresariales en constante cambio, cambios en la estructura organizativa, mayor responsabilidad en el desempeño y, por supuesto, la explosión de la era digital, el avance de la tecnología y el big data. Este libro explica cómo ASM transforma su enfoque para administrar estrategias de confiabilidad basadas en datos para mejorar el rendimiento de los activos de forma continua y dinámica, ajustándose a los cambios en los entornos empresariales u operativos.
“El propósito de este libro es actuar como una guía para líderes, profesionales y cualquier persona interesada en la confiabilidad de los activos, sobre cómo transformar la confiabilidad”, explica Apps. “La intención es articular los problemas actuales que ven la mayoría de las organizaciones, el valor proporcionado por ASM, cómo implementarlo, cómo crear una cultura de confiabilidad y, lo que es más importante, cómo mantener esa mejora de manera continua dado el entorno cambiante”.

El líder de pensamiento en el espacio de confiabilidad de activos, Jack R. Nicholas, Jr., afirma que “Especialmente útil en este período de transformación digital, las listas de viñetas y las descripciones de las tareas que se deben realizar para cambiar la cultura de una organización y el rendimiento de la unidad proporcionan una guía para asegurar el éxito que los líderes en todo tipo de empresas deben seguir. Exhorto a cualquier persona que tenga interés en la administración de activos dentro de su organización a digerir el contenido de este libro “. “Gestión de estrategias de activos ASMx: una guía para la transformación de la fiabilidad en la era digital” está disponible para su compra en Amazon.

Sobre el Autor

Jason Apps es el CEO de ARMS Reliability. Como pionero de Asset Strategy Management, un proceso habilitado por personas, datos y tecnología para mantener un enfoque basado en la confiabilidad para mejorar el rendimiento de los activos, Jason ha evolucionado su enfoque hacia la mejora de la confiabilidad a lo largo de una carrera de consultoría de veinte años.

Para obtener más información acerca de “Gestión de estrategias de activos ASMx: una guía para la transformación de confiabilidad en la era digital”, visite https://insight.armsreliability.com/book-asmx

Apoyando la productividad, la producción y el crecimiento organizacional de una manera segura y confiable.

???????????????????????????????????????????????????Para que las organizaciones puedan optimizar la confiabilidad de los activos con el objetivo de lograr el equilibrio deseado de rendimiento, costo y riesgo, los directores de operaciones deben enfocar el uso de la tecnología, adaptar la cultura organizacional y aprovechar de manera eficiente la experiencia y el conocimiento interno.

DESAFÍOS A LOS QUE HACEN FRENT LOS COOs

Balanceo de CAPEX / OPEX y riesgo

Las organizaciones operan activos en un entorno dinámico. El contexto operacional está en un estado constantemente fluctuante, y el desempeño de los activos se ve afectado continuamente por los cambios en las condiciones ambientales, los compromisos, cargas y objetivos de desempeño del negocio. Debido a esto, la estrategia de cómo se administran y mantienen los activos para brindar un rendimiento eficiente y confiable puede volverse obsoleta y subóptima rápidamente si no se revisa y actualiza periódicamente. ¿El impacto? La capacidad de un director de operaciones para obtener previsión y visibilidad de la optimización de CAPEX / OPEX para entregar el rendimiento de los activos objetivo o el rendimiento máximo está muy limitada. Esto, ocasionado y compuesto por el nivel desconocido de riesgo asociado con el rendimiento de los activos y cómo se compara con la posición óptima. La función de la Gestión de la Estrategia de Activos es evaluar constantemente la brecha entre el riesgo y costos reales y los riesgos y costos óptimos; e impulsar actualizaciones para garantizar que las estrategias de confiabilidad se mantengan a la par del contexto operacional.

IIoT (Internet de las Cosas), AI (inteligencia Artificial) y Machine Learning

Dentro de industrias intensivas en activos, las organizaciones están adoptando cada vez más diversos métodos de monitoreo de equipos para mejorar el rendimiento de los equipos y protegerse contra fallas. Estas organizaciones están tomando un enfoque predictivo para el mantenimiento.

El objetivo fundamental de Asset Performance Management (APM) es predecir fallas inminentes mediante el uso de técnicas cada vez más sofisticadas para proporcionar una advertencia previa. APM está impulsando la creciente industria de IIoT y, junto con Machine Learning, está facilitando la detección de fallas inminentes con mayor precisión y más advertencia.

Mientras que APM supervisa el rendimiento, no controla el rendimiento. ASM administra y evoluciona la estrategia de confiabilidad que brinda el rendimiento que vemos. Al proporcionar una estrategia sólida y, por extensión, un nivel de rendimiento predecible, ASM proporciona los cimientos y rendimiento base que son indispensables para que el aprendizaje automático (Machine Learning) se aplique y sea valioso en un entorno industrial en el que se pueda escalar a través de una base de activos y una organización.

El estado de las estrategias de confiabilidad de los activos.

Muchas organizaciones establecen estrategias de confiabilidad de activos en silos aislados, tratándolos como proyectos únicos. Una verdadera estrategia de confiabilidad debe incorporar el mantenimiento de rutina, las revisiones importantes de renovación / reemplazo y las renovaciones o actualizaciones. Sin embargo, muchas de estas decisiones no están conectadas; a menudo están hechas por diferentes departamentos, con prioridades y objetivos en competencia.

Un ejemplo típico es cuando las restricciones dictan que el capital para un reemplazo importante se difiere, pero no hay conexión o cambio en el mantenimiento de rutina para tener en cuenta la extensión de la vida útil esperada.

Sin una función formal de ASM, y sin una revisión o actualizaciones periódicas, las estrategias de confiabilidad se deterioran con el tiempo, lo que hace que la mayoría de las organizaciones inviertan en una revisión de estrategia importante costosa cada cuatro o cinco años.

Con ASM, una vez que se completa una revisión de la estrategia, no se establece en piedra. Más bien, las estrategias son dinámicas en constante evolución, y se gestionan continuamente a lo largo del tiempo.
Obtención del ROI (Retorno de Inversión) del “Work Execution Management”, sistemas ERP y datos maestros

Muchas organizaciones ya se han mudado o planean mudarse a una sola instancia de su ERP, EAM o CMMS, con el objetivo de mejorar la consistencia y la integridad de los Datos maestros y, como resultado, aumentar el rendimiento. Sin embargo, pasar a una sola instancia no mejorará el rendimiento por sí mismo. Los resultados de desempeño se logran a través de una estrategia y eficiencia sólida y las ganancias de productividad se logran con datos maestros precisos y consistentes.

Sin ASM, el ROI de cualquier inversión en ERP o el proceso de administración de la ejecución del trabajo se limita solo a las ganancias asociadas con la eficiencia de la ejecución. Una estrategia de confiabilidad de alta calidad es lo que administrará el riesgo, los costos y mejorará el rendimiento. Los directores de operaciones deben desafiar la capacidad de su organización para tomar decisiones efectivas de mejora de la estrategia de confiabilidad y su capacidad para mantener esas estrategias vivas y en evolución que puedan responder a los constantes cambios.

¿POR QUÉ A LOS COO DEBERÍA de Importarles el proceso de ASM?

ASM impulsa el rendimiento

ASM lo pone al frente del desempeño, asegurando que las estrategias de confiabilidad implementadas estén alineadas con los objetivos de desempeño. La efectividad de las estrategias de confiabilidad se monitorea en tiempo real para identificar dónde se necesita una revisión. La capacidad de responder a los constantes cambios en las prioridades comerciales, el contexto operacional y los cambios organizacionales es esencial. Los directores de operaciones necesitan la garantía de que la experiencia, el conocimiento y la propiedad intelectual de toda la base de activos se aprovechen para ofrecer un nivel óptimo de rendimiento de forma continua.

El proceso de ASM pone al descubierto el riesgo

El proceso de ASM supervisa los niveles actuales de riesgo operativo relacionados con la ejecución de estrategias de confiabilidad, el estado de salud y condición actual de los activos, e identifica la fuente del riesgo como capital diferido, cambios en el contexto operativo o administración de la ejecución del trabajo. Una vez identificadas estas variables de riesgo, se pueden tomar decisiones informadas para reducir el riesgo a niveles tolerables de la manera más rentable. Esta priorización permite que los recursos de confiabilidad se dirijan a las áreas que tienen el mayor impacto en el riesgo y el rendimiento, lo que aumenta la productividad del equipo de confiabilidad.

ASM reduce costos

Las estrategias de confiabilidad óptima ofrecerán el escenario de costo total más bajo. Si hay una desviación de las estrategias óptimas, la función de ASM identificará y activará las correcciones para mantener los costos al mínimo al mismo tiempo que toma en cuenta y administra el riesgo y la seguridad.

ASM promueve una cultura de fiabilidad

La función ASM impulsa una cultura de confiabilidad. Establece el propósito de la cultura de confiabilidad, conectando la confiabilidad al negocio e integrándola en el día a día haciéndola parte de la cultura de la organización.

Resultados técnicos de la ASM

  • Además de los amplios beneficios comerciales de ASM, también ofrece resultados técnicos específicos en el nivel de confiabilidad:
  • Datos maestros completos, precisos y consistentes
  • Evaluación del nivel de riesgo actual versus óptimo
  • Evaluación del costo actual versus óptimo
  • Aprendizaje óptimo de estrategias de confiabilidad.
  • Implementación consistente y eficiente de las mejores estrategias de confiabilidad en su clase para todos los activos
  • Estrategias de confiabilidad basadas en el riesgo implementadas en todos los activos.
  • Gobernanza sobre estrategias de confiabilidad.
  • Disparadores (Triggers) de Revisión basados en confiabilidad de las estrategias

Como Alcazar el Cambio

Relacionar el proceso con la organización

En un nivel alto, el proceso ASM es fijo. Los objetivos son claros y el mecanismo para garantizar que las decisiones de estrategia de confiabilidad consistentes, relevantes y precisas estén estructuradas. Sin embargo, para ser efectivo dentro de su organización, los flujos de trabajo del proceso ASM deben adaptarse para alinearse con los sistemas empresariales existentes y la estructura de la organización.

La alineación del flujo de trabajo de ASM es una fase crítica para garantizar el rigor adecuado para la toma de decisiones, al tiempo que se admite una capacidad eficiente de revisión y actualización. Y la integración con otros sistemas empresariales asegurará un flujo de datos sin problemas entre las bases de datos relevantes, eliminando la duplicación de datos y asegurando la coherencia, la eficiencia y la precisión.

La fase de construcción

El objetivo de la fase de construcción es llegar al punto de un proceso de valor agregado de la manera más eficiente posible. Al usar los datos actuales y las bibliotecas de la industria, se puede completar una fase de construcción rápida con un drenaje mínimo de recursos.

Los talleres de validación enfocados aseguran que cualquier experiencia en el tema se destile y aplique donde se agregue el mayor valor.

Es esencial desarrollar una base estable para que el proceso de ASM comience y agregue valor de inmediato. La educación y la concientización pueden dirigirse a recursos clave a medida que comienzan a trabajar para el conjunto de datos refinados.

Conducir el proceso

Como cualquier proceso, el proceso ASM requiere de activadores o “Triggers” adecuados para iniciar el flujo de trabajo del proceso. El desarrollo de estos factores desencadenantes es un paso esencial para garantizar que los recursos estén enfocados donde puedan agregar el mayor valor, elevar la productividad del equipo de confiabilidad e impulsar una mejora en la cultura de confiabilidad.

Los activadores o “Triggers” deben ser automáticos y de gran alcance, con un énfasis en los indicadores principales para impulsar la intervención en lugar de responder a eventos que ya han ocurrido.

Para los directores de operaciones, ASM ayuda a abordar muchos de los grandes desafíos que pueden impedir que las organizaciones vean la productividad, la producción o el crecimiento que desean. Al adoptar el proceso ASM, los ejecutivos pueden ayudar a integrar y mantener una cultura de confiabilidad más sólida, obtener más valor de la tecnología y, en última instancia, lograr un equilibrio óptimo de rendimiento, costo y riesgo.

Cuando el “Mantenimiento Centrado en Confiabilidad” (RCM) comenzaba a llegar a las organizaciones, muchos sugirieron que RCM representaba un “Monstro Consumidor de Recursos”. Desarrollar y revisar una estrategia de confiabilidad era una gran labor. Para muchos, lo sigue siendo.

double exposure of woman labor and factory exterior. industrial technology concept.El problema es que los recursos de confiabilidad son limitados; también limitados son el acceso a los expertos del equipo especializado para soportar la revisión, validación, y optimización de cualquier estrategia nueva o actual de confiabilidad.

Debido a esto, las organizaciones están siempre procurando nuevas maneras de reducir el esfuerzo.

El Problema con Contento Genérico

Una manera de acelerar el análisis es utilizar bibliotecas o plantillas de Análisis de Modos de Fallo, Efectos y Criticidad (FMECA), y/o listas de tareas asociadas. De hecho, muchas organizaciones intentan utilizar contenido genérico de bibliotecas o plantillas, en forma completa, sin actualizaciones para reflejar el contexto operacional específico para un activo dado.

Sin embargo, esta táctica tiene limitaciones. Se puede crear contenido genérico, pero cada elemento solo puede representar un valor típico o medio. Entonces, cuando uno aplica el contenido genérico, uno debe revisar y actualizar los parámetros para reflejar el activo especifico que está siendo analizado.

El contexto opercional especifico de un activo dictará los aspectos importantes como las características de falla, la vida útil, los efectos de falla, las duraciones de tareas, y los materiales usados. Estos determinan cuales tareas rutinarias se deben hacer, y a qué intervalo.

El riesgo en utilizar contenido, sin modificaciones, es que no es una representación precisa de aquel activo especifico. La estrategia de confiabilidad que resulta no es óptima o alineada al activo. Si estos planes están implementados, su equipo de mantenimiento rápidamente perderá la confianza en el equipo de confiabilidad.

El Costo de Actualizar el Contenido para Cada Activo

Para vencer el problema de depender solamente en el contenido genérico, muchas organizaciones empiezan con el contenido genérico, FMECA, o lista de tareas y después lo modifican para acomodar el activo especifico. Esto es un paso necesario para asegurar que la estrategia de confiabilidad que resulta es emparejada al activo especifico.

En casi todas las instancias, esto proceso crea una separación definida entre el contenido genérico y las estrategias de confiabilidad que resultan para cada activo. Cuando hay un cambio al contenido genérico, ya no hay una coincidencia y entonces, no hay conexión.

Esto genera problemas enormes de productividad y barreras al aprendizaje continuo y la evolución de las estrategias de confiabilidad. Cuando el contenido ya no es genérico sino es especifico a un activo, los datos específicos son difíciles e ineficaces de manejar. Simplemente no apoya efectivamente el mejoramiento continuo a través de un base de datos integral.

El Camino Adelante: Utilizar Contenido Genérico como Bloques de Construcción

Lo que es necesario es un conjunto de datos digitalmente conectados, con contenido genérico usado como los bloques de construcción, pero con modificaciones permitidas en un nivel local para representar los activos específicos. En la “Gestión de Estrategias de Activos” (ASM), referimos a estas técnicas como “estrategias bases” y “variaciones locales”.

El concepto de estrategias bases es tener una alta calidad, un FMECA base estructurado, representando cada tipo de componente. El contenido de la estrategia base tendrá también modificadores de estrategia basados en la criticidad, el contexto operacional y la marca o modelo del componente. Cada FMECA es asignado para un tipo de componente y utilizado en cualquier lugar donde el tipo de componente esté instalado.

Cuando la estrategia base sea conectada a un activo especifico, la estructura base es utilizada al lado de cualquier modificación basada en la criticidad de este activo especifico incluyendo su contexto operacional y tal vez la marca o modelo del componente. Sin embargo, cualquier ajuste muy específico obligatorio para un activo puede ser hecho y conservado como variaciones locales. La conexión a la estrategia base es mantenida, simplemente con algunas variaciones locales.

¿El beneficio? Una estrategia basada en FMECA esta mantenida todo el tiempo para un tipo de componente. Las variaciones locales están permitidas basadas en los requisitos de activos específicos, pero en cualquier instante en el futuro, un cambio global a la estructura base del FMECA, causas, descripciones de tareas, y etc., pueden ser implementados a través de toda la base integral de activos.

Cualquier variación local hecha por un sitio particular o un equipo también puede ser revisada e incorporada en la estrategia base para el despliegue en todos los componentes similares, fomentando una estrategia de confiabilidad segura, que aprende, evoluciona y continuamente mejora para todos los activos.

El análisis de causa raíz (RCA) y la gestión de la estrategia de activos (ASM) son dos procesos separados que, combinados, pueden tener un impacto positivo importante en el rendimiento de los activos.

Aerial view of oil refineryRCA es una estrategia que utilizamos una vez que se produce un problema: nos ayuda a identificar las relaciones de causa y efecto, y luego nos permite llegar a una solución para evitar la repetición de ese problema. ASM, por otro lado, es un proceso diseñado para administrar estrategias de confiabilidad de activos a lo largo del tiempo para garantizar que estén continuamente alineadas con el entorno operativo y los objetivos de rendimiento de los activos.

ASM es un proceso continuo; RCA es típicamente retrospectiva. Sin embargo, los dos pueden trabajar juntos para mejorar el rendimiento general de los activos.

Este es el por qué:

  • Las soluciones de RCA a menudo se traducen en cambios en la estrategia de confiabilidad, sin embargo, si se implementan sin un análisis riguroso, existen riesgos de falla o mayor costo de mantenimiento excesivo
  • Mientras que los ARC se realizan normalmente en un problema específico que involucra activos específicos, las soluciones a menudo son aplicables a todas las instancias de activos iguales o similares

Veamos los escenarios anteriores con más detalle.

Cuando RCA lleva a cambios en la estrategia de confiabilidad

En muchos casos, los resultados de un RCA se agregan automáticamente a la estrategia de confiabilidad. Sin embargo, ¿qué sucede si no hay un rigor real en términos de evaluar la efectividad del cambio propuesto a la estrategia de confiabilidad?

Por ejemplo, digamos que un resultado de RCA es “incluir una inspección mensual” o “ajustar la inspección de 2 semanas a 1 semana”. El resultado se genera en forma aislada de la revisión detallada de la estrategia y se dirige directamente a una acción que se implementa. El planificador tiene la tarea de actualizar los datos maestros dentro del sistema EAM; al hacer esto, cambian la estrategia de confiabilidad.

El problema es la falta de estructura en torno a la evaluación del impacto real del cambio de estrategia propuesto. ¿Cómo sabes si será efectivo? ¿Logrará el resultado deseado de su equipo de RCA? Sin una evaluación rigurosa de los cambios en la estrategia generados por RCA, los activos podrían correr un mayor riesgo de fracaso o la organización podría enfrentar mayores costos debido al exceso de mantenimiento de los activos.

Es común, después de RCA, que las tareas se agreguen a un plan de mantenimiento, aunque estas tareas no sean efectivas o estén justificadas al considerar la estrategia de confiabilidad integral.

Estos problemas se pueden evitar si RCA se integra en el proceso ASM. Cualquier cambio recomendado a la estrategia de confiabilidad seguiría el mismo flujo de trabajo e incluiría un proceso de revisión, justificación y aprobación. Seguiría el proceso de revisión de la estrategia acordada por la organización y se evaluaría de acuerdo con la estrategia de confiabilidad de activos completa.

El proceso de ASM, asegura que todos los cambios en la estrategia de confiabilidad sean correctos, tengan un camino de implementación estructurado y puedan administrarse continuamente a lo largo del tiempo para garantizar que sean efectivos. Aporta el valor de RCA a ASM, y viceversa.

Cuando las soluciones RCA son aplicables a activos similares

Dado que un RCA se realiza normalmente en un evento específico, cubre activos muy específicos. Sin embargo, ¿qué sucede cuando tiene varias instalaciones de ese tipo de activos en todo el sitio, o como activos distribuidos en múltiples sitios en todo el mundo?

Es un desafío constante para las organizaciones aprovechar las soluciones generadas desde RCA e implementarlas donde sea aplicable. Por ejemplo, si un resultado de RCA es aumentar un intervalo de inspección, normalmente es manejable implementar esa actualización para los activos específicos involucrados. Se vuelve mucho más difícil aplicar un cambio a todos los demás activos relevantes, particularmente en múltiples sitios.

Una solución fácil para este desafío es integrar RCA en el proceso ASM (y en particular ASMx). De esta manera, a través del conjunto de datos digitales conectados, el sistema sabe dónde se encuentra cada instancia de un activo similar. Esos activos tendrían diferentes “dueños” que manejan la estrategia de confiabilidad. Cada propietario sería notificado de un cambio recomendado en su estrategia de confiabilidad, que luego podrían evaluar para sus activos específicos. Si justifican y aprueban el cambio, se podría seguir la ruta de implementación estándar.

Entonces, por ejemplo, si se cambia un intervalo de inspección, adjuntaremos el RCA al activo específico y al tipo de activo. El cambio puede fluir a través de todas las demás instalaciones de ese tipo de activo. Los propietarios de la estrategia de confiabilidad reciben una notificación automática, pueden revisar la recomendación y seleccionarla para implementar si es relevante.

Aumenta significativamente la productividad en el proceso de mejora continua al garantizar que todas las buenas ideas se aprovechan en toda la base de activos, de manera eficiente, a través de un flujo de trabajo automático.

¿Qué aspecto tiene una solución óptima?

Cuando RCA se integra al proceso de ASM, usted obtiene una vista de 360 ​​grados de los activos dentro de su organización.

Puede ampliar su enfoque para mejorar el rendimiento mediante una revisión y gestión en línea con las estrategia de confiabilidad . Cualquier problema que ocurra puede abordarse de manera efectiva y eficiente, siguiendo un proceso estructurado de evaluación, revisión y aprobación, con soluciones apalancadas en toda la organización.

La metodología Apollo Root Cause Analysis ™ es una forma muy efectiva de encontrar las mejores soluciones para problemas basados ​​en eventos. Se ha comprobado que el proceso de cuatro pasos obtiene resultados, siempre y cuando siga cada paso del proceso.

RefinerySin embargo, en algunas organizaciones, los obstáculos se interponen en el cuarto paso crucial del RCA de Apollo. Antes de echar un vistazo al porqué, resumamos cómo funciona esta metodología de resolución de problemas:

  • Paso 1: Definición clara del problema
  • Paso 2: Creación del gráfico de causa y efecto para explicar por qué ocurrió el problema
  • Paso 3: Identificación de soluciones efectivas que eviten que el problema se repita
  • Paso 4: Implementación y seguimiento de las mejores soluciones para asegurar que sean efectivas

En el paso 3, se debe haber elegido una solución (o conjunto de soluciones) basada en los criterios de aceptación del método Apollo:

  • La solución evita que el problema se repita (o la probabilidad de una recurrencia representa un riesgo aceptable)
  • La solución está dentro del control de la organización para implementar
  • La solución está en línea con las metas y objetivos de la organización
  • La solución no causa otros problemas

Ya está listo para comenzar, complete con un plan de seguimiento posterior a la implementación para verificar que la solución solucionó el problema.

Hasta aquí todo va bien. Pero con demasiada frecuencia, las organizaciones fracasan en ese punto crucial en el que deberían de haber implementado la solución. Estas son algunas de las razones por las cuales las organizaciones justifican que no se no se implementa.

“No tenemos tiempo para esto”

Nadie tiene un tiempo ilimitado, por eso las listas de tareas priorizadas funcionan tan bien. La pregunta es, ¿cómo puede poner sus soluciones en la lista de “tenemos que hacer esto ahora”? Un enfoque es revisar la definición del problema. Debe indicar claramente por qué solucionar el problema es tan importante para su organización. ¿Cuáles son las consecuencias cada vez que el problema se repite? Luego revise la definición del problema con quienes toman las decisiones para asegurarse de que estén conscientes de cómo está afectando a la organización.

“No está en el presupuesto”

Como el tiempo, los presupuestos son finitos. Y, como se mencionó anteriormente, es posible que deba volver a definir el problema para demostrar el costo para la organización si no se soluciona. Su trabajo es asegurarse de que las soluciones recomendadas tengan sentido desde el punto de vista financiero y luego vender el retorno de la inversión a quienes toman las decisiones.

“Tenemos otros problemas más grandes que resolver”

Su problema puede no representar el mayor desafío que enfrenta su organización. Sin embargo, la realidad es que arreglar problemas más pequeños a menudo tiene más sentido. Si obtiene un rechazo, asegúrese de que las categorías de definición del problema y el idioma estén en línea con los objetivos de la organización; y demostrar a los responsables de la toma de decisiones cómo cada pequeña victoria se suma.

“La crisis de hoy ya es noticia del pasado”

El tiempo no hace desaparecer el impacto de un problema. En la mayoría de los casos, es solo cuestión de tiempo antes de que vuelva a ocurrir el mismo problema o uno similar. Use la declaración de la definición del problema para demostrar por qué resolverlo debe seguir siendo una prioridad; y recuérdeles a los encargados de la toma de decisiones que cuanto antes se forme un equipo para iniciar la investigación de RCA, mejor será la calidad y la cantidad de evidencia. La evidencia sólida contribuye a un fuerte cuadro de causa y efecto, que a su vez ayuda a obtener soluciones efectivas.

“La gerencia no apoyará nuestras recomendaciones”

¿Alguna vez ha estado discutiendo posibles soluciones a un problema y alguien dice que “la administración (o algún otro grupo) no nos dejará hacer eso”? Piensan que pueden hablar en nombre de un individuo o grupo no presente en la reunión. Para abordar esto, hable con la gerencia directamente. Explique el problema que debe abordarse (la definición del problema) y las soluciones recomendadas. A menudo, la persona o el grupo respaldarán su (s) solución (es) siempre que se cumplan ciertas condiciones, como pasar por el proceso de revisión y aprobación apropiado.

“La persona que soluciona el problema es la que tiene la culpa”

Ocasionalmente, la cultura de la empresa crea una barrera. Por ejemplo, en una empresa, el objetivo de una investigación de RCA era encontrar la causa raíz (una única) y una solución para ella. En realidad, siempre hay múltiples causas y múltiples soluciones efectivas. En esta empresa, se asumió incorrectamente que la persona que implementó la solución debe haber sido la que la causó. Por lo tanto, su castigo era implementar una solución. Como resultado, cada miembro del equipo de investigación de RCA estaba tratando de asegurarse de que no son responsables de implementar la solución. En primer lugar, esto va en contra del método de Apolo, donde el objetivo es encontrar soluciones efectivas; La (s) causa (s) raíz son simplemente las causas donde se aplican las soluciones. Además, el enfoque de Apolo se centra en por qué ocurrió el problema y no a quién culpar. Por lo tanto, la aplicación del método Apolo dentro de esta organización impulsará un cambio cultural para encontrar soluciones efectivas, en lugar de culpar. No es una tarea fácil, pero ARMS Reliability está posicionada para ayudar a cualquier organización que se encuentre luchando por transformar su cultura RCA.

“Encuentra la causa raíz, encuentra a la persona a quien culpar”

Un segundo ejemplo de cómo la cultura de la empresa crea una barrera puede surgir durante las investigaciones de RCA. Si el equipo deja de trabajar cuando encuentra evidencia de error humano, entonces está perdiendo una gran oportunidad. Además, están enviando el mensaje de que las personas son la raíz de todos los problemas. Sí, es probable que cada problema tenga causas que puedan atribuirse a la acción o inacción de una persona. Pero debe mirar más allá de esto para ver por qué la persona tomó la acción que hizo. ¿Qué estaban experimentando (sobrecarga de información, malestar físico, tiempo insuficiente para tomar una decisión, etc.)? ¿Qué información tenían (o no tenían)?

Los factores humanos detrás de los problemas son complejos. Sin embargo, siempre debe desafiar a un equipo de RCA que desea detenerse en el “error humano” y preguntar por qué la persona tomó la acción. Al hacerlo, descubrirás problemas más profundos y más sistémicos.

Rompiendo las barreras

En la mayoría de los casos, obtener la definición y solución (es) de problemas correctas frente a los tomadores de decisiones correctos lo ayudará a cruzar la línea.

Recuerda, la persistencia merece el esfuerzo. Si un evento ha causado un problema que justifica la implementación de la metodología de análisis de causa raíz de Apolo, es evidente que lo mejor para su organización es ver el proceso de RCA hasta su finalización para que pueda evitar que el problema vuelva a ocurrir.