Apoyando la productividad, la producción y el crecimiento organizacional de una manera segura y confiable.

???????????????????????????????????????????????????Para que las organizaciones puedan optimizar la confiabilidad de los activos con el objetivo de lograr el equilibrio deseado de rendimiento, costo y riesgo, los directores de operaciones deben enfocar el uso de la tecnología, adaptar la cultura organizacional y aprovechar de manera eficiente la experiencia y el conocimiento interno.

DESAFÍOS A LOS QUE HACEN FRENT LOS COOs

Balanceo de CAPEX / OPEX y riesgo

Las organizaciones operan activos en un entorno dinámico. El contexto operacional está en un estado constantemente fluctuante, y el desempeño de los activos se ve afectado continuamente por los cambios en las condiciones ambientales, los compromisos, cargas y objetivos de desempeño del negocio. Debido a esto, la estrategia de cómo se administran y mantienen los activos para brindar un rendimiento eficiente y confiable puede volverse obsoleta y subóptima rápidamente si no se revisa y actualiza periódicamente. ¿El impacto? La capacidad de un director de operaciones para obtener previsión y visibilidad de la optimización de CAPEX / OPEX para entregar el rendimiento de los activos objetivo o el rendimiento máximo está muy limitada. Esto, ocasionado y compuesto por el nivel desconocido de riesgo asociado con el rendimiento de los activos y cómo se compara con la posición óptima. La función de la Gestión de la Estrategia de Activos es evaluar constantemente la brecha entre el riesgo y costos reales y los riesgos y costos óptimos; e impulsar actualizaciones para garantizar que las estrategias de confiabilidad se mantengan a la par del contexto operacional.

IIoT (Internet de las Cosas), AI (inteligencia Artificial) y Machine Learning

Dentro de industrias intensivas en activos, las organizaciones están adoptando cada vez más diversos métodos de monitoreo de equipos para mejorar el rendimiento de los equipos y protegerse contra fallas. Estas organizaciones están tomando un enfoque predictivo para el mantenimiento.

El objetivo fundamental de Asset Performance Management (APM) es predecir fallas inminentes mediante el uso de técnicas cada vez más sofisticadas para proporcionar una advertencia previa. APM está impulsando la creciente industria de IIoT y, junto con Machine Learning, está facilitando la detección de fallas inminentes con mayor precisión y más advertencia.

Mientras que APM supervisa el rendimiento, no controla el rendimiento. ASM administra y evoluciona la estrategia de confiabilidad que brinda el rendimiento que vemos. Al proporcionar una estrategia sólida y, por extensión, un nivel de rendimiento predecible, ASM proporciona los cimientos y rendimiento base que son indispensables para que el aprendizaje automático (Machine Learning) se aplique y sea valioso en un entorno industrial en el que se pueda escalar a través de una base de activos y una organización.

El estado de las estrategias de confiabilidad de los activos.

Muchas organizaciones establecen estrategias de confiabilidad de activos en silos aislados, tratándolos como proyectos únicos. Una verdadera estrategia de confiabilidad debe incorporar el mantenimiento de rutina, las revisiones importantes de renovación / reemplazo y las renovaciones o actualizaciones. Sin embargo, muchas de estas decisiones no están conectadas; a menudo están hechas por diferentes departamentos, con prioridades y objetivos en competencia.

Un ejemplo típico es cuando las restricciones dictan que el capital para un reemplazo importante se difiere, pero no hay conexión o cambio en el mantenimiento de rutina para tener en cuenta la extensión de la vida útil esperada.

Sin una función formal de ASM, y sin una revisión o actualizaciones periódicas, las estrategias de confiabilidad se deterioran con el tiempo, lo que hace que la mayoría de las organizaciones inviertan en una revisión de estrategia importante costosa cada cuatro o cinco años.

Con ASM, una vez que se completa una revisión de la estrategia, no se establece en piedra. Más bien, las estrategias son dinámicas en constante evolución, y se gestionan continuamente a lo largo del tiempo.
Obtención del ROI (Retorno de Inversión) del “Work Execution Management”, sistemas ERP y datos maestros

Muchas organizaciones ya se han mudado o planean mudarse a una sola instancia de su ERP, EAM o CMMS, con el objetivo de mejorar la consistencia y la integridad de los Datos maestros y, como resultado, aumentar el rendimiento. Sin embargo, pasar a una sola instancia no mejorará el rendimiento por sí mismo. Los resultados de desempeño se logran a través de una estrategia y eficiencia sólida y las ganancias de productividad se logran con datos maestros precisos y consistentes.

Sin ASM, el ROI de cualquier inversión en ERP o el proceso de administración de la ejecución del trabajo se limita solo a las ganancias asociadas con la eficiencia de la ejecución. Una estrategia de confiabilidad de alta calidad es lo que administrará el riesgo, los costos y mejorará el rendimiento. Los directores de operaciones deben desafiar la capacidad de su organización para tomar decisiones efectivas de mejora de la estrategia de confiabilidad y su capacidad para mantener esas estrategias vivas y en evolución que puedan responder a los constantes cambios.

¿POR QUÉ A LOS COO DEBERÍA de Importarles el proceso de ASM?

ASM impulsa el rendimiento

ASM lo pone al frente del desempeño, asegurando que las estrategias de confiabilidad implementadas estén alineadas con los objetivos de desempeño. La efectividad de las estrategias de confiabilidad se monitorea en tiempo real para identificar dónde se necesita una revisión. La capacidad de responder a los constantes cambios en las prioridades comerciales, el contexto operacional y los cambios organizacionales es esencial. Los directores de operaciones necesitan la garantía de que la experiencia, el conocimiento y la propiedad intelectual de toda la base de activos se aprovechen para ofrecer un nivel óptimo de rendimiento de forma continua.

El proceso de ASM pone al descubierto el riesgo

El proceso de ASM supervisa los niveles actuales de riesgo operativo relacionados con la ejecución de estrategias de confiabilidad, el estado de salud y condición actual de los activos, e identifica la fuente del riesgo como capital diferido, cambios en el contexto operativo o administración de la ejecución del trabajo. Una vez identificadas estas variables de riesgo, se pueden tomar decisiones informadas para reducir el riesgo a niveles tolerables de la manera más rentable. Esta priorización permite que los recursos de confiabilidad se dirijan a las áreas que tienen el mayor impacto en el riesgo y el rendimiento, lo que aumenta la productividad del equipo de confiabilidad.

ASM reduce costos

Las estrategias de confiabilidad óptima ofrecerán el escenario de costo total más bajo. Si hay una desviación de las estrategias óptimas, la función de ASM identificará y activará las correcciones para mantener los costos al mínimo al mismo tiempo que toma en cuenta y administra el riesgo y la seguridad.

ASM promueve una cultura de fiabilidad

La función ASM impulsa una cultura de confiabilidad. Establece el propósito de la cultura de confiabilidad, conectando la confiabilidad al negocio e integrándola en el día a día haciéndola parte de la cultura de la organización.

Resultados técnicos de la ASM

  • Además de los amplios beneficios comerciales de ASM, también ofrece resultados técnicos específicos en el nivel de confiabilidad:
  • Datos maestros completos, precisos y consistentes
  • Evaluación del nivel de riesgo actual versus óptimo
  • Evaluación del costo actual versus óptimo
  • Aprendizaje óptimo de estrategias de confiabilidad.
  • Implementación consistente y eficiente de las mejores estrategias de confiabilidad en su clase para todos los activos
  • Estrategias de confiabilidad basadas en el riesgo implementadas en todos los activos.
  • Gobernanza sobre estrategias de confiabilidad.
  • Disparadores (Triggers) de Revisión basados en confiabilidad de las estrategias

Como Alcazar el Cambio

Relacionar el proceso con la organización

En un nivel alto, el proceso ASM es fijo. Los objetivos son claros y el mecanismo para garantizar que las decisiones de estrategia de confiabilidad consistentes, relevantes y precisas estén estructuradas. Sin embargo, para ser efectivo dentro de su organización, los flujos de trabajo del proceso ASM deben adaptarse para alinearse con los sistemas empresariales existentes y la estructura de la organización.

La alineación del flujo de trabajo de ASM es una fase crítica para garantizar el rigor adecuado para la toma de decisiones, al tiempo que se admite una capacidad eficiente de revisión y actualización. Y la integración con otros sistemas empresariales asegurará un flujo de datos sin problemas entre las bases de datos relevantes, eliminando la duplicación de datos y asegurando la coherencia, la eficiencia y la precisión.

La fase de construcción

El objetivo de la fase de construcción es llegar al punto de un proceso de valor agregado de la manera más eficiente posible. Al usar los datos actuales y las bibliotecas de la industria, se puede completar una fase de construcción rápida con un drenaje mínimo de recursos.

Los talleres de validación enfocados aseguran que cualquier experiencia en el tema se destile y aplique donde se agregue el mayor valor.

Es esencial desarrollar una base estable para que el proceso de ASM comience y agregue valor de inmediato. La educación y la concientización pueden dirigirse a recursos clave a medida que comienzan a trabajar para el conjunto de datos refinados.

Conducir el proceso

Como cualquier proceso, el proceso ASM requiere de activadores o “Triggers” adecuados para iniciar el flujo de trabajo del proceso. El desarrollo de estos factores desencadenantes es un paso esencial para garantizar que los recursos estén enfocados donde puedan agregar el mayor valor, elevar la productividad del equipo de confiabilidad e impulsar una mejora en la cultura de confiabilidad.

Los activadores o “Triggers” deben ser automáticos y de gran alcance, con un énfasis en los indicadores principales para impulsar la intervención en lugar de responder a eventos que ya han ocurrido.

Para los directores de operaciones, ASM ayuda a abordar muchos de los grandes desafíos que pueden impedir que las organizaciones vean la productividad, la producción o el crecimiento que desean. Al adoptar el proceso ASM, los ejecutivos pueden ayudar a integrar y mantener una cultura de confiabilidad más sólida, obtener más valor de la tecnología y, en última instancia, lograr un equilibrio óptimo de rendimiento, costo y riesgo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation